Sustentabilidad

Como conceptualizar proyectos y diseños para destacar características sostenibles, calidad duradera y tecnología de vanguardia

Como hemos comentado en post anteriores, se ha podido evidenciar que en los últimos años la expresión desarrollo sostenible se ha ido popularizando y se está utilizando como una etiqueta muy positiva para el desarrollo de estructuras.

Desarrollo sostenible

El desarrollo sostenible se puede definir como aquél que busca “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de que las del futuro puedan atender sus propias necesidades”.

 

Así, los proyectos sostenibles incorporan criterios y objetivos en los tres ámbitos (social, medioambiental y económico) y no caen en el error de fijarse solo en una de estos tres.

Veamos:

  • Rendimiento de cuentas sobre los tres aspectos. Las empresas conscientes de su responsabilidad social se rigen por el triple balanceo triple cuenta de resultados y rinden cuentas a sus accionistas no solo de sus beneficios económicos, sino también de su impacto en la sociedad o de la huella ecológica que producen sus actividades.
  • Se fijan objetivos en los tres ámbitos. En los tres niveles se fijan objetivos y tratan de avanzar cada año en la mejora de los tres tipos de resultados. Un buen ejemplo son las llamadas B Corporation, empresas que utilizan la fuerza de sus negocios para resolver problemas sociales o medioambientales. Según este planteamiento el desarrollo sostenible tiene que conseguir a la vez:
  1. Satisfacer a las necesidades del presente, fomentando una actividad económica que suministre los bienes necesarios a toda la población mundial. La Comisión resaltó «las necesidades básicas de los pobres del mundo, a los que se debe dar una atención prioritaria».
  2. Satisfacer a las necesidades del futuro, reduciendo al mínimo los efectos negativos de la actividad económica, tanto en el consumo de recursos como en la generación de residuos, de tal forma que sean soportables por las próximas generaciones. Cuando el comportamiento de las personas supone costos futuros inevitables (por ejemplo la explotación de minerales no renovables), se deben buscar formas de compensar totalmente el efecto negativo que se está produciendo (por ejemplo desarrollando nuevas tecnologías que sustituyan el recurso gastado).

 

En base a lo expuesto anteriormente, se expondrán las características que debe reunir un desarrollo para que pueda ser considerado sostenible:

 

  • Buscar la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental.
  • Asegura que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos.
  • Usa los recursos eficientemente.
  • Promover al máximo el reciclaje y reutilización.
  • Poner su confianza en el desarrollo e implantación de tecnologías limpias.
  • Restaurar los ecosistemas dañados.
  • Promover la autosuficiencia regional
  • Reconocer la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.

 

Para conceptualizar un proyecto sostenible que contenga tecnología de vanguardia y calidad duradera, este debe contener los siguientes aspectos:

 

  • Adaptabilidad: durante el proceso de organización, la adaptabilidad se trata de la capacidad de cambiar algo o para lograr adaptarlo a los cambios que ocurren en el transcurso y así poder hacer frente a las fallas o incidentes inesperados que puedan ocurrir en el entorno. Sistemáticamente se refiere a la capacidad de adaptar de manera eficiente el proyecto con la suficiente rapidez a las circunstancias cambiantes. Por tanto, un proyecto sostenible debe ser abierto y capaz de encajar en cualquier entorno cambiante o parte de un sistema.

 

  • Auditoria: este aspecto se refiere a una evaluación que lleva a cabo una persona, organización, sistema, proceso, empresa, proyecto o producto. Pero, este concepto también se aplica a la gestión, gestión de calidad y para la conservación de energía del proyecto. Las auditorías se realizadas para determinar la validez y fiabilidad de la información con el fin de expresar una opinión sobre algo en evaluación y proporcionar un sistema de control interno. Debido al aumento de las regulaciones y la necesidad de transparencia operativa, auditorías basadas en los riesgos están siendo adoptadas por las organizaciones para cubrir múltiples reglamentos y normas con el fin de asegurar la credibilidad, la buena gobernanza y la sostenibilidad. Por lo tanto, al momento de plantear el proyecto se debe tomar en cuenta el tiempo, costo y puntos que serán evaluados en una auditoria.

 

  • Implementable: se trata de un principio fundamental en la gestión de proyectos, se basa en que este debe ser realista, factible, asequible, y sobre todo realizable con el fin de que sea sostenible en el mercado.

 

  • Escalabilidad: se refiere a ofertas de escalabilidad con la capacidad de un proyecto para acomodar desde su capacidad o capacidades y ampliar su ámbito de operación. También, se trata de su capacidad para aumentar de tamaño, volumen, cantidad o alcance con el fin de dar cabida a los componentes o características del proyecto que sean imprevistos o se deseen agregar.

 

  • Extensibilidad: esta es la capacidad de extender el proyecto a través de la adición de nuevas funciones o modificar las funciones existentes para lograr el cambio y reducir al mínimo las funciones existentes del proyecto.

 

  • Mantenibilidad: un proyecto es sostenible cuando los defectos pueden corregirse, es capaz de cumplir con los nuevos requisitos, el mantenimiento futuro se hace más fácil y puede hacer frente a los cambios del entorno.

 

  • Manejabilidad: se trata de la capacidad que tiene un proyecto sostenible de tener una estructura organizativa que especifica las funciones, responsabilidades y deberes, con el objetivo de facilitar la gestión del proyecto y mejorar su sostenibilidad

 

  • La medición de la sostenibilidad del proyecto: la sostenibilidad es un proceso integrado que incluye aspectos sociales, económicos, culturales, jurídicos, políticos, de salud, ambientales, financieros y una serie de otros factores que pueden facilitar la continuidad y sostenibilidad de una organización, sistema, estructura o institución en un mercado. Por lo tanto, la medición de estos aspectos permite un mejor desarrollo del proyecto.

Conclusión

En conclusión, son diversos factores que debe contener un desarrollo sostenible para poder conceptualizarlo, es importante mantener la visión y poder brindar mejoras en el proyecto; siempre manteniendo que el fin es dar confort y seguridad a las personas con productos de tecnología avanzada y calidad duradera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *