Sustentabilidad

Construcción Sostenible; nuevos retos para la ingeniería civil

sustentabilidad;

La sustentabilidad nace como el fin u objetivo de enfrentar la situación actual que se encuentra el planeta en cuanto al desgaste, consumo y descuido del medioambiente.

 

Como hemos mencionado es post anteriores, la sustentabilidad es entendida como el medio que permite satisfacer las necesidades de la nueva generación sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.

 

La práctica de la sustentabilidad da como resultado el desarrollo sustentable, dentro de este se encuentra como un subconjunto la construcción sostenible que se desarrolla en la ingeniería civil; el cual se refiere al papel del entorno urbano desde una visión global de sustentabilidad.

 

Según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (RAE), la ingeniería es el “conjunto de conocimientos orientados a la invención y utilización de técnicas para el aprovechamiento de los recursos naturales o para la actividad industrial”, entonces, se considera que el área de la ingeniería que se dedica a diseñar, construir y mantener infraestructuras necesarias para el desarrollo y el bienestar humano es la ingeniería civil. Se cree que esta es de las más antiguas y tradicionales; existen registros milenarios de la práctica de esta actividad en Mesopotamia y en el antiguo Egipto.

 

Dentro de esta rama de la ingeniería se pueden observar o considerar distintas disciplinas, como son la ingeniería hidráulica, la ingeniería de construcción, la ingeniería vial, la ingeniería de transporte, la ingeniería geotécnica, la ingeniería estructural y la ingeniería del urbanismo. Todas ellas se complementan en el desarrollo de mejores técnicas con el fin de cumplir con el objetivo general de la ingeniería que es solucionar problemas.

En las últimas décadas;

Durante las últimas décadas se ha podido evidenciar que la ingeniería civil es de gran importancia para alcanzar el desarrollo urbanístico de cualquier país y mejorar su infraestructura; por lo tanto, se podría decir que los ingenieros civiles son los “custodios” de un legado que genera motivos de preocupación sobre los cambios sociales continuos.

 

Como sabemos la población mundial está en constante crecimiento, según datos estadísticos, el 80% de la población buscará vivir en ciudades en los próximos diez años; esto ocasionará un gran crecimiento en las zonas urbanas lo que, a su vez, requiere la implementación de construcciones sostenibles y alternativas de protección ambiental que permitan reducir y hacer más eficiente la demanda de energía, las distribución y uso del recurso hídrico y la calidad del aire, así como una gestión eficiente de los residuos y transportes seguros, ambientalmente amigables y eficientes.

 

Con el fin de responder a los requerimientos mencionados anteriormente, los ingenieros civiles deben ser conscientes de la transformación progresiva que deben ejecutar como diseñadores y constructores de proyectos satisfactorios para el desarrollo sustentable. Se considera que para el año 2025, estos profesionales prestarán servicio como maestros constructores, protectores del ambiente, innovadores e integradores de ideas y tecnologías, gestores de los riesgos e incertidumbres causados por acontecimientos naturales, además de líderes en debates y decisiones que conformen la política pública.

 

Ratificando la propuesta de la ASCE, la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos (National Academy of Engineering, NAE) ha publicado los principales retos de la ingeniería en el siglo XXI para lograr el éxito de la humanidad: la sostenibilidad, la salud, la reducción de la vulnerabilidad y la calidad de vida. Entonces, la tendencia en la ingeniería civil es diseñar y construir estructuras sostenibles, que en su vida útil sean resilientes y que aseguren un mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades, minimizando impactos negativos al ambiente.

 

Algunos países han considerado como evolución normativa que para los criterios de las edificaciones se debe tener en cuenta que una construcción sostenible es el conjunto de medidas pasivas y activas, en diseño y construcción, que permiten alcanzar los porcentajes mínimos de ahorro de agua y energía, encaminadas al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes y al ejercicio de actuaciones con responsabilidad ambiental y social, es decir, una construcción sostenible debe estar en sincronía con el entorno, haciendo uso de energía, agua y materiales de un modo eficiente y proveyendo confort a sus usuarios mediante un diseño consciente del clima y la ecología.

 

Sabemos que la mayoría de obras de ingeniería afectan el ambiente de forma directa, compleja y a largo plazo más que cualquier otra actividad, debido al uso de materiales y duración que conllevan. No obstante, para el futuro el ingeniero civil debe tener el propósito de mejorar las técnicas de construcción con el fin de desarrollar sosteniblemente cada una de sus obras de infraestructura, dichas técnicas pueden conseguirse por medio de la composición de diversos indicadores que tengas como base y objetivo evaluar y controlar las variables importantes que se dan dentro de la construcción.

Construcción es una industria muy especial;

La construcción es una industria muy especial, debido a que cada proyecto se diseña y construye de forma única y diferente a todos los demás, lo cual complica implementar indicadores válidos para todos.

 

En la actualidad, existen herramientas que permiten evaluar o calificar edificaciones con diferentes grados de sostenibilidad, como lo es el LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), sin embargo, en los proyectos de infraestructuras son casi inexistentes.

 

En importante que cada proyecto cuente con una resolución o guía de construcción sostenible que sea desarrollada para el ahorro de agua y energía en las edificaciones, la cual puede servir como referencia a la hora de diseñar nuevas construcciones eficientes en el consumo de estos dos recursos, actualmente no existen guías para estructuras civiles de gran tamaño, como autopistas, puentes, etc.

¿La ingeniería como se ha adaptado?

La ingeniería se está adaptando a las necesidades de la sociedad y a los avances tecnológicos. Por lo tanto, una gestión eficiente de los recursos de los cuales se apropia la ingeniería requiere un cambio de paradigmas en sostenibilidad y que las instituciones educativas consideren realizar transformaciones aceleradas en la formación de sus profesionales, formulando y fortaleciendo sus programas, inclusión de estrategias asociadas a las regiones y el compromiso de sectores empresariales, el gobierno y la comunidad. La ingeniería civil es global con muy diversos intereses; por ello, es deseable que logre una visión común en beneficio de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *