El desarrollo sostenible está en crecimiento

Como hemos expresado en post anteriores, el desarrollo sostenible está en crecimiento y tiene como objetivo crear las nuevas ciudades que estén basadas en el consumo de energía y agua, con el fin de proteger el medio ambiente y así poder minimizar el desperdicio de materiales utilizados durante la construcción, también, lograr aprovechar la infraestructura existente y disminuir el uso de transporte privado.

Para poder lograr las ciudades del mañana es necesario tomar conciencia de aquellos materiales de construcción que son contaminantes, sabemos que, la imagen más pensada por la mayoría de las personas es la contaminación que suele salir de una fábrica donde se observa la salido de oscuro humo por sus chimeneas o una ciudad llena de automóviles que se encuentran en un constante tráfico durante el día. Sin embargo, dentro de la vida cotidiana existen productos poco o nada respetuosos con el medio ambiente que es necesario comenzar a desechar. En primer lugar, cuando se realizan las compras para la casa, debido a que se debe tener en cuenta tanto los efectos directos como los indirectos, relacionados con la extracción del producto, su producción, su uso, de qué forma y dónde se convierten en residuos.

Existe una gran cantidad de materiales de construcción o elementos de decoración que liberan sustancias tóxicas  dentro de las viviendas. Los materiales contaminantes en la construcción generan distintos tipos de impacto en el ambiente, es decir, hay materiales muy dañinos que causan efectos nocivos para la salud, el medio ambiente, la naturaleza y para la sociedad, por ello cada vez se utilizan más los materiales de construcción sostenibles, debido a que son más saludables para el medio ambiente, porque brindan la opción de reutilizarse y reciclarse.
Algunos materiales considerados tóxicos en la construcción son, por ejemplo:

El amianto que es de origen mineral peligroso, esto porque cuando se dispersa en el aire puede ocasionar dificultades respiratorias. El hormigón y ciertos granitos pueden ser radiactivos.
También, el gas radón, que se encuentra en casi todos los tipos de suelos, rocas y agua, este tipo de gas proviene de la descomposición natural del uranio, las partículas que emite al descomponerse pueden quedar atrapadas en los pulmones y generar grandes daños.

La pintura y barnices que derivan gases tóxicos; existen otros materiales que contienen plomo o mercurio que también pueden originar daños al sistema nervioso.
Ahora, es importante conocer el impacto que causan algunas materiales de construcción en el medio ambiente.
En primer lugar, el hormigón o el cemento, el primero tiene un fuerte impacto ambiental y el segundo requiere de mucha energía para su fabricación, sin embargo, en la actualidad se han desarrollado nuevos tipos que producen menos residuos tóxicos.

En cuanto al aluminio, plástico y acero, son materiales de uso frecuente en la construcción y generan gran contaminación a la atmósfera ya que gastan mucha energía para su fabricación. Aún son muy utilizados por su gran ventaja y es que son bastante resistentes y duraderos.

La aislación y pintura, para que una vivienda sea aislada correctamente los materiales más utilizados son el corcho o la celulosa, sin embargo, los más popular son las espumas y la fibra de vidrio. La mayoría de las pinturas utilizadas son derivadas del petróleo y son las más contaminantes, pero, en la actualidad se han creado pinturas ecológicas más positivas para el medio ambiente que se obtienen de plantas y no generan un impacto ambiental negativo.
Por otro lado, se encuentran los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) producen gran impacto ambiental por sí mismos (afectan negativamente al cambio climático, poseen gran toxicidad), pero también aumentan la carga ambiental de otros materiales que requieren de mucha energía, como los minerales metálicos.

Aunque la madera es el material más sostenible en construcción que existe, por su forma de obtención y por su posibilidad de reutilización. Es necesario averiguar si es una madera sustentable, esto se corrobora en la etiqueta, la cual debe tener el sello de FSC, que es un certificado que garantiza que la fuente de donde se ha obtenido ese material está controlada.

Hemos comentado los materiales disruptivos que pueden atrasar o impedir la construcción de las ciudades del mañana, ahora, se expondrán los materiales del futuro sostenibles para el medio ambiente.

Se considera que dichos materiales tendrán las siguientes características:

• Consumirán poca energía.
• Tendrán una larga duración.
• Serán reciclados y reciclables.
• Provendrán de fuentes renovables.
• Serán no contaminantes.
• Serán cercanos a las personas por lo que tendrán pocos gastos de transporte.
• Serán materiales económicos durante su producción y su vida.

En la actualidad, algunos de los materiales más sostenibles que cumplen estos requisitos son:

• La piedra: se trata de un material natural, su característica principal por la que es considerado sostenible es su duración. En las zonas del norte el uso de muros de granitos y cubiertas de pizarra es muy común, por la abundancia de este material en el entorno.
• La cerámica, la teja y el ladrillo: son materiales económicos, reciclables, renovables y poco contaminantes.
• El Hormigón: este material está presente en el 100% de los edificios, se trata de un material necesario en el mundo de la construcción aunque no es ecológico, sin embargo, no es muy dañino para el medio ambiente.
• El metal: por el gran consumo de energía que tiene en su producción no son muy sostenibles, pero si es verdad que tiene una larga duración y algunos son reciclables como el aluminio.
• La madera: la madera cumple todos los requisitos para ser un material ecológico, no contamina en ninguna fase, es renovable, y es reciclable. La mayoría de maderas que se suelen usar en la construcción suelen ser tropicales ya que aguantan mejor los cambios de temperaturas.
• El plástico: estos son los últimos en la cadena sostenible, existen algunos muy contaminantes como el PVC, los contaminantes son los que llevan cloro y los sostenibles son los reciclables. Pero ya que todos vienen del petróleo son no renovables.

En conclusión

Se puede decir que algunos materiales contaminantes en la construcción están siendo retirados del mercado o prohibidos con el fin de hacer mayor uso de materiales sostenibles en la construcción, esto depende de un conjunto global y acorde con la disponibilidad de los materiales que existan en la zona y los usos que se le dé a la construcción.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *