En este blog hablaremos de los distintos tipos de suelos y sus funciones, esto te ayudará al momento de poner un inmueble para así saber todos los pros y los contras de este, para así trabajarlo y acoplarse a sus distintos beneficios.

El suelo varía de acuerdo a características físicas y biológicas, las cuales permiten o no la realización de ciertas actividades económicas, como lo es la agricultura. Por ello,es necesario tener presente las características del suelo antes de plantar, construir o llevar a cabo cualquier actividad que lo involucra directamente.

 ¿Qué es el suelo?

El suelo es la porción más superficial de la corteza terrestre, constituida en su mayoría por residuos de roca provenientes de procesos erosivos y otras alteraciones físicas y químicas, así como de materia orgánica fruto de la actividad biológica que se desarrolla en la superficie.

Por ejemplo, si visitamos el campo lo normal es visualizar un tipo de suelo con numerosa vegetación, donde hallamos árboles, pasto y quizás algunos animales haciendo vida en él. Pero ¿qué pasa cuando vamos a la playa? Sin duda, el ambiente es completamente diferente y uno de los factores diferenciales es el suelo, al ser arenoso.

Características del suelo

Las propiedades y características del suelo son enormemente variadas, de acuerdo al tipo de suelo y a la historia particular de la región donde se encuentra.

Pero en general todas los tipos de suelos contienen estas mismas características que les presentaremos a continuación:

  • Variabilidad. Los suelos presentan por lo general componentes poco homogéneos en su tamaño y constitución, por lo que a pesar de mostrarse como una mezcla homogénea, en realidad poseen rocas y elementos de diverso tamaño y diversa naturaleza.
  • Fertilidad. La posibilidad de los suelos de albergar nutrientes derivados del nitrógeno, azufre y otros elementos de importancia para la vida vegetal, se llama fertilidad y está relacionada con la presencia de agua y materia orgánica, y con la porosidad del suelo.
  • Mutabilidad. Si bien los procesos de cambio del suelo son a largo plazo y no podemos analizarlos de manera directa, es verdad que se encuentran en constante mutación física y química.
  • Solidez. Los suelos presentan distintas propiedades físicas, entre ellas la solidez y la textura: existen algunos más compactos y rígidos, otros más maleables y blandos, dependiendo de su historia geológica particular.

Tipos de suelos

Existen diversos tipos de suelo, cada uno fruto de procesos distintos de formación, fruto de la sedimentación, la deposición eólica, la meteorización y los residuos orgánicos. Pueden clasificarse de acuerdo a dos distintos criterios, que son:

Según su estructura. Podemos hablar de:

  • Suelos arenosos. Tal como su nombre lo indica, los suelos arenosos son un tipo de terreno conformado por arena, la cual está compuesta por pequeñas partículas de rocas. Por este motivo, los suelos de esta clase son poco aptos para la agricultura y, de hecho, es difícil que se produzca el crecimiento de ciertas especies en él. Incapaces de retener el agua, son escasos en materia orgánica y por lo tanto poco fértiles. El suelo arenoso por otro lado retiene mejor la temperatura, así que en cuanto llega la primavera resulta más cálido que otro tipo de suelo.
  • Suelos calizos. Abundan en minerales calcáreos y por lo tanto en sales, lo cual les confiere dureza, aridez y color blanquecino.

A pesar de que son ricos en nutrientes, debido a que carecen de elementos como el hierro y el zinc. Además, los suelos calizos se erosionan fácilmente y en épocas de mucha lluvia pueden inundarse con gran facilidad.

  • Suelos humíferos. Este tipo suelos, comúnmente denominado humus, se caracteriza no solo por su color oscuro, sino también por absorber perfectamente el agua y por aportar beneficios para la vegetación que crezca en él gracias a su combinación de elementos orgánicos, entre los cuales se encuentran: hojas, tallos, semillas, excrementos, restos de animales en descomposición, hongos y más.

De tierra negra, en ellos abunda la materia orgánica en descomposición y retienen muy bien el agua, siendo muy fértiles, es el mejor tipo de tierra al momento de plantar y el que más se recomienda.

  • Suelos arcillosos. Tal como sucedía con los suelos arenosos, los arcillosos se caracterizan por el nivel de arcilla que los componen.

Compuestos por finos granos amarillentos que retienen muy bien el agua, por lo que suelen inundarse con facilidad. A pesar de ello, son excelentes absorbiendo nutrientes.

  • Suelos pedregosos. Estas clases de suelo pueden identificarse a simple vista a través de las rocas y piedras de diferentes tamaños que se ubican en sus superficies. Debido a esto, las características del suelo lo vuelven complejo para el cultivo, sin embargo, ciertas especies pueden crecer sobre él, son muy porosos y no retienen en nada el agua.
  • Suelos mixtos. Como último tipo suelo nos encontramos con los mixtos, los cuales guardan características de los suelos arenosos y de los arcillosos. Así, en los suelos mixtos es posible aprovechar los beneficios de cada una de estas clases de suelos y reducir los inconvenientes que ambos tienen

Según sus características físicas. Podemos hablar de:

  • Litosoles. Capas delgadas de suelo de hasta 10cm de profundidad, con vegetación muy baja y también llamado “leptosoles”.
  • Cambisoles. Suelos jóvenes con acumulación inicial de arcillas.
  • Luvisoles. Suelos arcillosos con una saturación de bases del 50% o superior.
  • Acrisoles. Otro tipo de suelo arcilloso, con saturación de bases inferior al 50%.
  • Gleysoles. Suelos de presencia de agua constante o casi constante.
  • Fluvisoles. Suelos jóvenes de depósitos fluviales, por lo general ricos en calcios.
  • Rendzina. Suelos ricos en materia orgánica sobre piedra caliza.
  • Vertisoles. Suelos arcillosos y negros, ubicados cerca de escurrimientos y pendientes rocosa.

Como podrás ver el tipo de suelo es importante tanto como para sembrar como para construir, cada uno tiene sus propias características y dependiendo de lo que busques alguno se acoplara perfectamente a tus necesidades, es importante saber todo esta aunque solo quieras construir ya que al momento de querer plantar en tu jardín o sembrar algo en tu patio debes tener en todo esto en cuenta.


M.V.T Ing. Omar Lazos

Ingeniero Civil de Profesión, maestría en vías Terrestres, Doctorante en valuación y transferencia de riesgos, Empresario. experto en marketing y transformación digital.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *